Si te agrada el ambiente puro y silvestre de Mahahual, en otro lugar de la Península Yucateca podrás hallar similares entornos de naturaleza caribeña. La observación de la fauna y la flora es una de las principales opciones recreativas en la Reserva Yum-Balam. Esta área natural se ubica en los límites del noroeste de Quintana Roo, en las cercanías del Río Lagartos. Tiene una superficie de 154, o 52 hectáreas, en las cuales aparecen selvas tropicales, humedales y eco sistemas marinos.

Por lo que se refiere a la fauna de Yum-Balam, es rica y variada. Se sabe que más de 311 especies habitan en esta reserva quintanarroense. Por ejemplo, allí se desarrollan los loros yucatecos, flamencos, pavos ocelados, zopilotes rey y cinco tipos de felinos neo tropicales: marguay, tigrillo, ocelote, puma y jaguar. Además en el área existen más de 30 especies de aves terrestres, mismas que emigran por la ruta transgolfo. De entre las plantas y flores de Yum-Balam, destacan las orquídeas, palmas, bromelias, helechos y varias más.