En el estado de Quintana Roo, además de hermosos sitios de playa y exuberantes selvas, también abundan los vestigios arqueológicos de los mayas prehispánicos. Son yacimientos prehispánicos admirados a nivel internacional. Hasta hace tres décadas no se conocía la existencia de Ichkabal, zona arqueológica que data del 100 a 200 d.C., escondida en la selva. Hace pocos años se comenzó la investigación de la que fuera uno de los más relevantes asentamientos mayas del sur del territorio quintanarroense. Ichkabal se encuentra en el municipio de Bacalar, y es uno de los sitios más interesantes que pueden visitarse en el sureste del país, para fines de turismo arqueológico.