Mahahual, en el estado de Quintana Roo, es un destino recomendable para los aficionados a tener un estrecho contacto con la naturaleza. Si Mahahual tuviera un nombre diferente, este sería, naturaleza. Es un lugar magnífico para quienes tienen el deseo de olvidarse de las tensiones particulares de la vida urbana. Es ideal para dejar de lado celulares, tablets y dispositivos móviles, para entregarse libremente a los encantos del Caribe Mexicano: la brisa del mar en la piel, el rumor de la selva, el increíble azul del mar, etc.

Y lo anterior aumenta en su atractivo por el hecho de que en Mahahual no tienen presencia las grandes cadenas hoteleras, sino solamente algunos rústicos hoteles, que sin dejar de ofrecer a los visitantes lo mejor de Mahahual, ofrecen una experiencia sencilla y auténtica del lugar. Lo único que se necesita para visitar Mahahual es unas bermudas, frescas playeras, repelente contra insectos y bloqueador solar. Y por supuesto, tener siempre listo el traje de baño para gozar del mejor chapuzón.

Pero además, Mahahual es el punto de inicio para otras gratas exploraciones por las costas de Quintana Roo, como por ejemplo, al Pueblo Mágico de Bacalar, con su maravillosa laguna de los siete colores. Otras opciones de visita son los sitios arqueológicos de Oxtankah y Chacchoben, los cuales están protegidos por la densa selva.