Lo que antaño no era más que una sencilla villa de pescadores, con el paso del tiempo ha devenido en un prometedor destino turístico que parece mantener esta dinámica de progreso y desarrollo incesante, en la actualidad. Y es que Mahahual se proyecta no simplemente como el destino del momento, en el ámbito del estado de Quintana Roo, sino más bien como aquel destino que se anticipa logre convertirse en el número uno de esta parte del país. Lo anterior se calcula que acontecerá en pocos años, debido en parte, a la importancia que tiene Mahahual, como escala obligada para los cruceros más relevantes del orbe.

En estas fechas se espera el arribo de más de cien mil pasajeros a las playas quintanarroenses, y es que se tienen contempladas 25 escalas de cruceros a esta región del país. De estas embarcaciones se sabe que cinco han llegado a la Terminal de Cruceros SSA México y otras diez en la Terminal de Cruceros Puerta Vallarta. Mahahual por su parte ha recibido a tres grandes cruceros en la Terminal de Cruceros Costa Maya de Mahahual. Restan algunas escalas de cruceros en Cozumel, pues hasta siete embarcaciones de gran relevancia, arribarán a esta isla paradisiaca: se trata de los cruceros Carnival Magic, Carnival Conquest, Allure Of The Seas, Mariner Of The Seas, Norwegian Dawn, Norwegian Star y Norwegian Pearl. Tan solo en Cozumel se espera la llegada de más de 30 mil visitantes.

Por lo que se refiere a Mahahual, hay que destacar la manera en la que ha crecido turísticamente desde la construcción de su estupendo muelle. Como hemos mencionado, varios de los cruceros más famosos del mundo llegan a Mahahual para disfrutar de su belleza y atractivos, al grado que se compara plenamente en proyección y éxito vacacional, con la misma Riviera Maya.

Así entonces, es evidente que las empresas de cruceros más importantes del mundo, perciben bien los valores turísticos con los que cuenta Mahahual. No es gratuito que cada vez más turistas quedan cautivados con este maravilloso rincón del estado de Quintana Roo, al descubrirlo durante los cruceros que toman. Su rusticidad, su silvestre pureza y la amabilidad de los lugareños, consiguen hacer que, quien visite Mahahual, difícilmente no regrese en alguna otra ocasión. Por ello, cabe comprender este destino turístico como un ejemplo para el desarrollo de otros centros turísticos parecidos en el territorio nacional, en espera de similar apoyo y promoción.