Mahahual es una acertada elección para disfrutar de unas vacaciones de fin de año, en la zona más atractiva de la Gran Costa Maya. Es una comunidad pequeña y pintoresca, caracterizada por un ambiente tranquilo y un pausado ritmo cotidiano. Parece alejada del resto del mundo, con sus playas de arena suave y aguas cálidas. Esta tranquilidad del lugar, solo se altera cuando llega uno de los muchos cruceros que allí hacen escala. Entonces las calles se llenan de vida, animadas por los turistas deseosos de conocer los mejores sitios del pueblo y por los comerciantes, prestos para ofrecer sus mejores mercancías.

Pero además, pare el caso de unas vacaciones de fin de año en Mahahual, lugar paradisíaco y adecuado para celebrar las fiestas decembrinas, existen hoteles agradables y de precio muy accesible. Uno de ellos es el Hotel Maya Luna, que si bien no es el más económico de Mahahual, si es, en cambio, uno de los más recomendables, por la calidad de su restaurante- en donde se disfrutan de ricos platillos a bajo costo- y de su aceptable ubicación, a solo 5 minutos del pueblo. Durante una estadía de fin de año en Mahahual, si se visita este restaurante, se puede degustar una rica piña con arroz y camarones. Otra opción culinaria en Mahahual, la tenemos en el restaurante el Delfín, el cual tiene una buena carta a precios bastante módicos.

La actividad más aconsejable en este pueblo del Caribe Mexicano, es descansar, tomar el sol y contemplar los bellos paisajes de la zona. Pero, en el marco de unas vacaciones de fin de año en Mahahual, para quien busque más cosas por hacer, se puede tomar un interesante tour, superando el entronque que conduce a Mahahual, siguiendo la carretera rumbo a Chetumal. En cierto momento de la ruta, se hallará la desviación que lleva al sitio arqueológico de Chacchoben. Es un lugar fascinante, con valiosos vestigios mayas, y un entorno selvático denso, húmedo y al mismo tiempo sumamente caluroso, por lo cual, si se visita Chacchoben, hay que hacerlo con agua en abundancia, ropa fresca y cómodo calzado.

A final de cuentas, si se elige pasar unas vacaciones de fin de año en Mahahual, uno de los sitios más bellos de Quintana Roo, no se espere encontrar lo mismo que en Cancún, sino un espacio lleno de paz y rusticidad, que cuando se conoce, de tan grato, se le recuerda para siempre.